miércoles, 7 de septiembre de 2011

ORGASMO VAGINAL O CLITORIANO


¿A tí cuales te gustan más? ¿Cuáles son los que más se te repiten? ¿Cuáles son los difíciles de conseguir?

Sigmond Freud aportó grandes conocimientos sobre sexualidad, pero uno de los errores que tuvo fue clasificar los orgasmos en clitorianos y vaginales. Desde entonces, hombres y mujeres no han parado de poner a prueba a la noble vagina, apartando al clítoris a un segundo plano, y poniendo a prueba también a los artilugios, dedos y al pene de nuestras parejas sexuales para ver quien consigue más y mejores orgasmos vaginales. Y el resultado es en la mayoría de los casos: fracaso y cansancio.

¿Por qué? Porque el orgasmo vaginal como tal no existe o no está unificada la demostración de su existencia (existen discrepancias entre numerosos estudios que hablan de la parte trasera del clítoris- que yo me fio más de ésta aportación y después diré por qué-  y las glándulas de Skene – Ver noticia: http://www.publico.es/ciencias/51487/nuevas-pistas-sobre-el-orgasmo-vaginal)

 Aunque algunas mujeres confirmen tenerlos, en la mayoría de los casos y lo que casi todos los/as expertos/as defienden, es que el motivo de ese placer vaginal de manera inintencionada (o no), es nuestro amigo clítorix en su parte trasera, ya que la parte que vemos o parte externa del clítoris, es la punta del Iceberg!!  Digamos que 1/5 parte de lo hay dentro!  Y es el extremo trasero del clítoris el que llega casi a la pared vaginal (zona conocida como punto G, o zona de  las glándulas de Skene). Para averiguar esta zona, hay que introducir 2 dedos (corazón e índice) en la vagina, y ponerlos en forma de garfio hacia arriba (ahí, justo ahí, esta la parte trasera del clítorix en la mayoría de mujeres- se puede percibir una zona donde la piel es más gruesa).

Encontrado este punto, durante la excitación puede causar mucho placer, pero igualmente no todas las mujeres llegan al orgasmo con el roce exclusivo de esta parte. Normalmente y mucho más rápido, es mínimamente aportar un leve roce a la base externa del clítoris o alrededores de éste (según gustos e indicaciones de la mujer). Eso si no queremos llevarla a la desesperación de la impaciencia, claro! Y que el hombre acabe sufriendo de agarrotamiento de dedos, empiece a bostezar de aburrimiento y ella acabe fingiendo el éxtasis final.

Cada uno extrayendo su opinión. .. A mí lo que me ha convencido pensar que el llamado orgasmo vaginal no es otra cosa que el orgasmo clitoriano trasero, son 2:

-          La propia exploración y comprobación de la reacción del cuerpo (a la que os animo sin más)

-          Y la condenada mutilación genital femenina, que desgraciadamente se lleva a cabo en algunos países. Que no es otra cosa que una eliminación total o parcial del órgano sexual del placer por excelencia, que solo habita en las mujeres y se llama clítoris. De hecho, si realmente existiera el punto G(como punto de clímax y orgasmo), y que éste o las glándulas de Skene fueran por si solas capaces de producir un orgasmo, dentro de la mutilación genital también se llevaría a cabo una eliminación de tales zonas, ya que la pretensión de tales prácticas es la eliminación de placer sexual a la mujer.  Sin embargo la única práctica que se realiza en la vagina no es con esta finalidad (no la describo por lo desagradable que es, pero quien desee mas información añado esta web: http://www.luchamgf.org/quees.html )

Por tanto, centrándome en nuestros tipos de orgasmos, la conclusión sería que podemos tener 2 orgasmos producidos por el roce de nuestros amigo clítorix: el de delante o mediante frotación externa, y el de detrás o frotación interna.

Pero lo más importante es que no existe uno mejor que otro, ni categorías para clasificarlos. Solo existen o deben existir ganas de tenerlos, de provocarlos y de seguir practicando nuevas y mejores maneras para tener mejores sensaciones y resultados.

Mi consejo es que sigan mejorando la calidad y dominio del que habitualmente consiguen llevarlas al clímax total, y el resto probar solo si se desea y si esto no provoca frustración. El sexo es placer, no pruebas, ni metas, ni frustaciones. Para eso tenemos el resto de situaciones de la vida.

Práctica recomendada: Numerosas mujeres y hombres sostienen que disfrutan más de la penetración cuando ella ha tenido su primer orgasmo clitoriano. Ya que una vez alcanzado el primero sin que haya habido penetración, hace que las paredes vaginales estén infladas y la zona multiplica su sensibilidad, por otra parte, el clítoris también ha aumentado su tamaño con lo cual es más fácil encontrar el punto G en la vagina. Para el hombre, el placer aumenta, ya que la vagina está hinchada i en consecuencia más estrecha.






domingo, 4 de septiembre de 2011

EL MITO DEL HOMBRE NEGRO

Mujeres y hombres aun se dejan llevar y ciegan su curiosidad por descubrir la realidad de la mayoría de mitos que existen en el sexo. Creemos sin más, pero es que creerlos es una fuente de diversión a veces pícara, a veces...ummm.

Y es que cuando un mito se destapa, con el se pierden muchos de los buenos momentos, risas y chistes que éste nos puede dar. Pero también es verdad, que para muchas otras personas saber que el mito es eso: un mito; es de gran alivio y de gran autoestima.

El mito del hombre negro y su potencial sexual superior cuando se compara con el resto de razas, es uno de los más extendidos y de los que casi ninguna persona se atreve a discutir. Para las mujeres llega a convertirse en una estupenda fantasia sexual, y para algunos hombres, una pesadilla.

Lo cierto es que sintiendo decirlo a las mujeres, y muchas queridas amigas, no hay ninguna teoría científica que puede convertir este mito en una realidad. Por lo que solo podemos pensar que aquellas afortunadas y afortunados que hayan podido disfrutar de sexo con un varón negro no nos mientan un poquito, y con ello así mismas/os.

De hecho, lo único que hay de verdad en este mito, es que el hombre de raza negra tiene una media de 2 cm más de largo que el hombre blanco y un poco más grueso, pero bien es cierto, que también hay hombres blancos con penes igual o mayores a estos.

Valga la pena esta lectura de hoy para aliviar algunos complejos masculinos, y sobretodo para recordarles a las señoras que aun pueden soñar en sus fantasias con miembros de tamaño respetuoso y colores diferentes, y no pensar que solo puede ser negro. Y muy importante también, sepan que el cuello y pared de su vagina puede ser muy sensible y estar en contra de este mito (Hay muchas mujeres que al ser penetradas por un pene estandar llegan a notar a éste en la pared vaginal, resultando una sensación muy molesta y desagradable).

Pero sobretodo, valga la pena para desmitificar lo más importante, que el mito se refiere al potencial sexual, que hemos acabado por reducir al tamaño del pene. Una lástima, si tenemos en cuenta que en el potencial sexual de cualquier persona no influye el tamaño de sus genitales ( o este solo es 1 detalle más), sino que justamente su potencial sexual equivale a un completo pax muy diverso y a la vez merecedor de puesta a punto y mimos constantes.

Recordemos cuales son: movimiento en la penentración y compenetración con la pareja (quizás uno de los más importantes si se quiere llegar al orgasmo femenino mediante la penetración y teniendo en cuenta que los que van después deben estar estimulados también), capacidad de seducir, despertar placer y estimular las zonas erogenas, localizar éstas (difícil tarea, requiere tiempo y confianza), disfrutar uno mismo mientras se hace disfrutar al otro/a, aumentar el tiempo de erección- preeyaculación, conocer los gustos y preferencias de la otra persona en la relación sexual, los llamados preliminares (que no se deben llamar así, pues es puro sexo, pero de eso hablaré otro dia), las habilidades posturales, las caricias, besos, lametones, ...

Es ese negro al completo, el que merece un gesto. Seguro que hay mucho hombre de otras razas dispuesto a ponerse a prueba y ser merecedor de premio al "mejor negro".

Para las que gocen con esta fantasía, yo les digo: No crean nada de lo que he dicho!