martes, 13 de marzo de 2012

¡Mi tio tiene novio! ¡Ya tengo dos titos!

Expreso con alegría este título, porque me haría feliz saber que mi tío tendría pareja si es lo que desea, y no me fijaría en como es ésta persona físicamente, y mucho menos en el sexo que tiene. Es a el a quien haría feliz, y es a él a quien debería gustar...


Me decido hacer esta entrada porque un amigo me preguntó como explicar a un peque que su pareja es de su mismo sexo. Y aunque sé que para la mayoría de personas esto puede ser un dilema, mi  primera respuesta es "igual que cuando lo hacemos entre sexos opuestos". ¿ Cómo explicamos a un/a "peque" que los hombres y mujeres se gustan? La dificultad de respuesta es la misma, ya que los niños y niñas no saben eso de "gustar" entre sexos opuestos o sexos iguales. Ellos y ellas son amigos y amigas de quienes les caen bien, con quienes juegan y punto! Es la interacción con el medio social, las relaciones humanas y el entorno, el que acaba proponiendo prototipos de parejas que de adultos copiaremos si nos gustan, o no... Según nuestro criterio (o el que nos dejemos imponer, si es el caso).  


Para empezar a explicar a los niños y niñas que son las relaciones sexuales, debemos tener en cuenta las diferencias entre uno de cinco años y uno de nueve (para saber un poco más del desarrollo cognitivo, ver las etapas del desarrollo según Piaget). Aproximadamente, a partir de los once años podemos empezar a entender los conceptos abstractos, pero antes de esa edad, los niños y niñas entienden aquello que ven, sienten, oyen... Aún no pueden entender que son las relaciones sexuales, la atracción física, sexual, o el enamoramiento.


Un niño o niña entre 5 y 10 años que dice tener novio/a, habla de esa relación basándose en una relación de amigos/as, en un querer estar juntos, avergonzarse cuando se ven, querer estar con el chico/a más guapo/a de la clase (según cada uno/a), ... incluso a veces sin que el supuesto novio o novia lo sepa. Para los niños y niñas esa percepción de la pareja es también la que ven de los adultos, no entienden más allá: ni la atracción, ni la seducción, ni el enamoramiento. 


Si enseñan sus ropas y vestimenta entre ellos/as o a adultos, es porque quieren llamar la atención o simplemente gustar. Pero no intentan seducir o coquetear, como algunos adultos/as a veces pueden llegar a interpretar. 


En estas edades, la influencia de una persona adulta sobre la libertad y orientación sexual es muy importante y decisiva. Ante una pareja homosexual, el comportamiento de los adultos será probablemente la actitud copiada del niño/a. Si el adulto acepta y ve con normalidad esta relación, los niños/as también la verán y además determinará la propia libertad en la elección futura de su pareja. No basándola tanto en la característica sexual, sino buscando además otros aspectos agradables de personalidad que quiere encontrar en la pareja.


Ante una relación homosexual, el niño/a puede pensar varias cosas: que simplemente sean amigos/as, que le parezca extraño (porque solo conozca el modelo hombre-mujer), que le estén gastando una broma o que no le parezca nada extraño. Si notamos cualquier interpretación o duda debería aclararse. No obstante, a veces ellos pueden hacer un gesto raro por una circunstancia que nada tiene que ver con la homosexualidad, sin embargo nosotros podemos pensar que si hace gesto raro es por eso (ya que aún tenemos el tabú interiorizado). Por eso es muy importante preguntar primero qué es lo que le parece raro, le ha sorprendido o no entiende. 


Para explicar que son las relaciones de pareja podemos usar una pareja del contexto del niño/a como modelo. Resaltar las diferencias de la amistad: querer compartir una vida, un hogar, hijos/as,... Las ganas de abrazarse y besarse, dormir juntos. Cuando se ven, sienten cosquillas en el estómago, emoción y felicidad constante. Lo podemos comparar con la emoción de la noche de reyes, pero que se alarga durante mucho más tiempo. Éste es solo un ejemplo, hay que comentar que no todas las relaciones son iguales y que hay tantas como parejas, así el niño/a no considera ningún modelo concreto (o si lo considera, que sea él/ella) y puede construir el suyo propio. Evidentemente habrá cosas que le guste de algunas parejas y que pueda pensar que el/ella lo hará igual. Hacer saber que a lo largo de la vida podemos tener una o varias parejas, que hay personas que no desean tener pareja o viven periodos de tiempo sin pareja. 


Este tipo de respuestas ayudan a introducir que es el amor, el enamoramiento, el deseo, la pasión,..., más allá de los sexos. Una relación sexual puede basarse en una simple atracción física de los cuerpos o pueden influir otros sentimientos, comportaminetos y deseos. Igual que una relación de pareja. Eso sólo depende de las personas que la forman y su elección. 


La complejidad de la sexualidad y todo lo que comporta en el ser humano es mucho más enriquecedora y diversa de lo que nos imaginamos. Pero sobre todo es individual, diferente y única para cada persona y tiene que ser respetada y libre. 


Ver publicación en catalán:


http://www.capgros.com/opinio/detall.asp?id=4073 








2 comentarios:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=r956w5isAIA

    mirate este video.. siempre hacemos complicado lo que no lo es...

    besos!

    ResponderEliminar